Aún seguimos aquí.

Me siento bien cada vez que agradezco lo que tengo, cada vez que miro al cielo y siento que esto es eterno. Tengo a los que tengo aún a mi lado, y digo aún por que no se cuando nos separaremos, espero que no pronto, me he acostumbrado a ellos y a los que vienen. Tengo este bonito presentimiento de que quiero cambiar todo a cada momento y por días también me siento descontento, me siento perdido y me pierdo entre mis sentimientos. Pero es normal, es parte de la evolución y de la creación, es parte de vivir y de aprender y de sentir que por momentos estás a puntos de morir cuando no puedes darle solución a lo que no veías venir. Ahora eres más inteligente, estas formado de miles de moléculas que no dejan que recaigas, hacen que funciones y tu función hace que ellas se emocionen, dentro de este cuerpo esta tu secreto, el secreto de la vida, no dudes en todo eso que llevas dentro, lo llevas tú lo lleva él y lo tenemos todos.

No te quedes con lo que eres, transforma lo que ves y lo que vives.

Advertisements

“Todos los días”

Hay 2 cosas que nunca debes ni quedrás olvidar, Quién eres y qué haces.
Pregúntate y respondete todos los días de tu vida y cuando tengas la respuesta comienza de nuevo.

*

No porque todos lo digan o lo cuenten te sucederá a ti también, muchas veces, más aya que “esperar en que suceda ese algo que esperas” tienes que pensar que hay mucho por hacer.

Comienza a soñar, sigue con el accionar.

Cada vez que escucho esa maravillosa frase “NUNCA DEJES DE SOÑAR”, me estremezco, me pasa “calambre” (una sensación de escalofríos y sentimientos de todo tipo) por todo el cuerpo. En esos mismos instantes recuerdo tantas cosas que he visto, leído, experimentado, pensado, SOÑADO y de todo un poco la verdad, pero sobretodo pasa como un asteroide por mi mente miles de pensamientos y comienzo a preguntarme ¿Si me siento tan bien escuchando esa palabra, porque me quedo con las dudas?¿Porqué sigo soñando y no comienzo a actuar?¿Tengo las ganas suficientes?¿Tengo fuerzas?¿Estoy listo? … Preguntas y más preguntas que no me llevan a nada, mi compromiso conmigo es el mismo que el tuyo, apelo a que mis compañeros del blog, lectores y amigos de todos lados tienen buena fe en todo su accionar, siento que es así, siento que todos tenemos más que sonrisas, lamentos y malas experiencias, no debe ser así siempre, estoy MAS QUE SEGURO, que dentro de cada uno, hay más razones para amar que para odiar. Pero solo hace falta algo … ARRIESGARSE.
Así que comienza a hacer tu balance, en pocos días empezara el 2015 y así como cada nuevo año, tu debes tener nuevos y mejores objetivos, no caigas en la ruleta de la suerte, mejor atrévete a ser diferente, como profesional, como persona y como amigo de quien no conoces y aunque no lo sepas, te necesita.

Hay momentos en los que creo que lo mejor es NO HACERLE CASO A NADIE, sobretodo cuando te dicen que estas lejos.
La verdad es que estás experimentando algo diferente. Sé dueño de tus acontecimientos y borra los lamentos.

Sucede cuando pasa.

Y mientras algunos piensan en no tener niños, otros los tienen sin pensar,
las cosas van cambiando, vamos creando, otras cosas comienzan a extinguirse
algunos recuerdos comienzan a irse, lo más duro deja de ser tan lamentable
y comienza a ser un poco mas razonable; aceptar que ya no somos iguales y
entender nuestras decisiones es el mejor paso para comenzar a esforzarse,
comenzamos a sobre presionarnos sin saber que estamos apresurando nuestros actos
no es necesario leer 100 libros de ética y de cultura para saber que lo que más
nos ayuda es la fuerza que llevamos dentro y que vamos conociendo cada vez que
estamos en problemas. Solo abre un poco más los ojos, no se trata de DESPERTAR sino
de darle un mejor punto de vista a todo lo que vemos y hacemos.

¿Te unes?

Como simpre regresan todo ustedes cuando pienso que mi mundo esta perdido,
regreso a mi mismo y a todo lo que he aprendido, me recuerdan que nada ha
sucumbido, es mas todo es un pequeño murmullo, recién se esta rompiemdo el capullo
me olvido de todo y hago tronar mis audifonos, me gritan, me acarician y me recuerdan
que todo lo que estoy viviendo solo es una marca de todo lo que estoy sintiendo
Gracias por regresar cada vez que los necesito, todos vuelven y me pregonan
lo fuertes que se han vuelto después de cada error, y yo lamentandome como un
perdedor, se acabó la historia de preguntas y respuestas, comencemos con la libreria
de cuentos sin terror, más amor y menos dolor, un poco más de palomas blancas y menos
gatos negros, todo parece tan relativo que me creí cautivo de algún mal momento
pero ahora me siento libre de todo lamento.
Se acaba un año más, mi cabeza ya no tiene que explotar, es hora de juntar todo esta
experiencia y conocimiento y comenzar a volar. Empezemos a crear.
¿Te unes?

Mírate por dentro.

Quizá el no entender tu sentido del humor nos hace parecer más fríos y serios; creemos tener la razón de cada cosa pero en verdad solo tenemos la razón de lo que creemos, y lo que creemos es lo que pensamos, lo que somos, lo que practicamos.
Cuando escuchamos a un niño nos perdemos en su alegría en su forma de reír, en lo que hacen lo que dicen, lo que son, tienen toda la RAZON! son seres puros, inmaculados, su ser esta formandose, están adquiriendo fuerza, experiencia y nosotros le estamos quitando su naturaleza, la pureza que llevan dentro y que olvidamos cuando crecemos, o cuando aprendemos o como lo diria yo cuando MALAPRENDEMOS.

Siento que ver a un niño es despertar a tu corazón, inspirar a tu mente y creer en todo lo que ya no piensas y que a veces quieres creer, pero mientes. Disfruta un poco de tu ser interior, quizá encuentres más de ti cuando puedas lavar tus ojos; a veces las lágrimas son buenos canales para dejar ir lo que nos maltrata por dentro. A veces creo que el malestar de nuestro cuerpo se deposita en una pequeña bolsa que tenemos entre los ojos y nuestra boca, ahí se queda todo ese mal sabor de no decir lo que queremos o expresar lo que sentimos, porque nos enseñaron a CALLAR y se olvidaron de decirnos como GRITAR nuestra ira. No te olvides que un niño puede despertar tu cariño y darte más que una sonrisa.